Usted está aquí

Educación mediada por tecnología

Volver a Innovación

La Universidad Siglo 21 adopta un modelo educativo mediado por la tecnología, en el sentido más pleno de este concepto, con la intención de desarrollar sus posibilidades más allá de la simple mediación, se incorpora al proceso y lo resignifica. La tecnología permite hoy trabajar en espacios fascinantes, personalizados con estrategias constructivistas y respetando las características de los alumnos que desarrollan procesos individuales y grupales de manera paralela. Así, la Universidad se anima a repensar los paradigmas que trajeron a la educación hasta el estadio actual, con un estratégico diseño y desarrollo de los contenidos y didácticas aplicadas, independientemente del nivel de estudios o de la modalidad de impartición.

Las aulas presenciales se encuentran equipadas con PC, parlantes, proyector y conexión a internet, pudiendo los docentes además utilizar pizarras interactivas, que posibilitan reforzar las explicaciones utilizando videos, simulaciones, imágenes, para transmitir contenidos de manera original y favorecer el trabajo interactivo y colaborativo.

Para la gestión del aprendizaje online, la Universidad dispone de un Learning Managment System (LMS), sujeto a actualización permanente, a través del cual el alumno accede a los contenidos multimedia desarrollados por los docentes: documentos de texto, videos, audio, infografías, presentaciones por diapositivas, entre otros; así como a espacios de aprendizaje colaborativo (Wikis, Foros, Blogs y Chats). Instancias sincrónicas y asincrónicas que buscan la más adecuada relación docente-alumno o alumno-alumno, conformando nuevos espacios y construcciones en el aula virtual.

La inversión en recursos e infraestructura acompaña las innovaciones educativas adoptadas. En ese sentido, se destaca el desarrollo actual de la [Biblioteca Digital], que continúa a ritmo firme incrementando la base digital disponible, que alcanza en la actualidad medio millar de títulos, la ampliación de recursos de bases de datos online, papers internacionales, así como la posibilidad de desarrollar una editorial propia, proyecto fundamental para el desarrollo de esta propuesta.

El impacto de la tecnología también alcanza al servicio al alumno, a través de la integración de sistemas académicos y de atención, lo que permite conectar los diferentes hitos en su tránsito por la Universidad, anticipar sus necesidades y adecuar el servicio educativo y administrativo en consonancia.

Los alumnos pueden realizar actividades prácticas mediante herramientas tecnológicas, lo que les permite acceder a experiencias de ensayo-error y generar habilidades pre-profesionales en ambientes simulados, bajo monitoreo o intervención remota de un docente. La Universidad promueve la práctica y transferencia en contextos que simulan la realidad profesional a través de todas las herramientas de Experimenta21.

Finalmente, la mediación de la tecnología expande e internacionaliza la vida universitaria. Las TICs aportan a docentes y estudiantes un intercambio virtual con gran potencia de desarrollo, al posibilitar el acceso no sólo a las actividades de extensión de la Universidad sino también la oportunidad de transitar experiencias regionales e internacionales. Se generan nuevos contextos de aprendizaje, con una enorme potencia para el establecimiento de vínculos y el desarrollo de habilidades profesionales mediante vinculación sincrónica online, incluso con pares de otros países.