El coronavirus, un intercambio en Zaragoza y la mejor compañía, Universidad Siglo 21

Usted está aquí

NOTICIA

< Volver

Noticia < Volver

Campus Universitario

El coronavirus, un intercambio en Zaragoza y la mejor compañía

Universidad Siglo 21   |    Campus Universitario

Eric Quinteros es estudiante de Abogacía de Siglo 21 y, producto de un intercambio académico, viajó a España para continuar su semestre en la Universidad de Zaragoza (UNIZAR). Ante la fuerte llegada del virus al viejo continente, el estudiante nos contó cómo vive esta experiencia.

Sin dudas el futuro de Eric comenzaba a cambiar el día que embaló en aquel avión una valija llena de sueños y afectos. Abandonaba su Tierra del Fuego natal para cruzar el charco en busca de nuevos desafíos; en sus hombros, el firme objetivo de continuar su formación profesional, ampliar su horizonte y aprovechar la oportunidad. 

Su primer encuentro con la Universidad de Zaragoza fue uno de los momentos que lo agarró por sorpresa y definitivamente marcó el destino de su viaje. “Fue una experiencia hermosa, no se me ocurre otra palabra para describirlo. Me encontré con un Campus de película, con edificios gigantescos. Tuve la oportunidad de ir a algunos seminarios y te cruzás con profesores muy importantes, que trabajan en la ONU o distintos ministerios, y logran transmitirte su vocación y compromiso”, destacó el fueguino. 

La oportunidad de viajar, conocer y estudiar en otro país fueron algunos de los motivos que sedujeron a Eric desde el primer día. Sus ansias por conocer nuevas personas, divertirse y compartir distintas culturas lo llevaron a inscribirse en el equipo de rugby de la Facultad de Ciencias Sociales. “Me encontré con un grupo fantástico, muy buenas personas que me adoptaron enseguida. Pude jugar mi primer partido y compartimos un tercer tiempo muy divertido con los rivales”, recordó de aquel momento en que, entre risas, él mismo reconoce: “Nos pasaron por encima”

El intercambio se realizó a través del Centro de Internacionalización de la Universidad, un espacio pensado para que los alumnos puedan compartir conocimientos con distintos países y aportar a su formación profesional con Competencias Internacionales que les permiten una mirada global y la oportunidad de experimentar un mundo sin fronteras. 

La llegada del virus

La capacidad de propagación de la pandemia del coronavirus está desgraciadamente demostrada. Se trata de un caso sin precedentes que afecta a cientos de países a nivel mundial y, tras la lógica preocupación de los gobernantes, ha llegado a declarar un estado de emergencia que alcanza a casi todos los rincones del planeta. 

España no está exento de esta enfermedad, por el contrario, es uno de los países con más infectados y en donde se tuvieron que tomar estrictas medidas para proteger a la población. “Acá el estado de emergencia se mantiene, se va ampliando cada 15 días y en los números se va viendo la diferencia y los resultados positivos que tienen las medidas. Son muy estrictos con la cuarentena, si te agarran en la calle sin motivo no solo te lleva la policía sino que tenés multas que van de los 600 a los 10.000 euros, declaró Quinteros. 

Sin dudas que el contexto actual no es el más propicio para un estudiante que llega de intercambio a una ciudad desconocida, pero su capacidad para reinventarse, hacer amigos y crear música lo mantienen a Eric entretenido, compartiendo experiencias y disfrutando de las materias que decidió cursar y reconoce como “súper interesantes”. 

“La situación es bastante complicada, si bien estoy en Zaragoza paso mis días prácticamente encerrado en un octavo piso. Por suerte me tocaron buenos compañeros y tratamos de tomar todos los recaudos para evitar contagios, entablamos una muy buena relación y me prestaron una guitarra, que es mi gran compañera”, enfatizó el estudiante. 

Eric se mostró agradecido al Centro de Internacionalización de la Universidad y destacó la manera en que lo acompañaron en este difícil momento que le toca transitar. “La verdad que tuvieron muy buena onda conmigo. Lo que más me gustó fue haberme sentido acompañado cuando surgió el estado de emergencia, se pusieron a disposición desde el primer momento”, resaltó. 

“Si tuviera que volver mañana a Argentina me llevaría una experiencia de vida fantástica”, fueron las palabras con las que el joven definió su viaje. Con la mirada fija en el objetivo, el estudiante decidió pasar cada uno de sus días con el mayor de los optimismos, convencido de que aquella experiencia le aportaría grandes aprendizajes y habría cambiado su vida para siempre.

Esta historia aún transcurre del otro lado del charco, donde un rasguido de guitarra se hace escuchar en un viejo balcón de Zaragoza. Los que tuvieron la oportunidad de conocerlo no dudarán que el autor de aquellos acordes es Eric Quinteros, un joven estudiante que se animó a cantarle a la vida con alegría, vivir su experiencia al máximo y, tras cartón, compartir algunas canciones con su nueva compañera. 

 

20/Abr/2020

Temas:
Intercambio académico,

Eventos

Ver Todos