* Por Lic. María Eugenia Scocco, Decana de Ciencias Humanas y Sociales de la Universidad Siglo 21

Sistema de Aprendizaje Multimedial

En Universidad Siglo 21 el aprendizaje mediado por tecnologías caracteriza nuestros espacios educativos; esto fue posible mediante el desarrollo del Sistema de Aprendizaje Multimedial (SAM ®), compuesto por aulas virtuales con acceso a diferentes objetos de aprendizaje, abiertos, flexibles y dinámicos, espacios de comunicación con tutores y ámbitos de trabajo colaborativo entre estudiantes: sistema que es transversal a carreras de pregrado, grado y post grado y también presente en propuestas de educación continua.

El Modelo de Aprendizaje Basado en Competencias (MAC) y el uso del aula híbrida fueron desarrollando en la comunidad de aprendizaje, habilidades para el abordaje de problemas complejos, construcción de proyectos y retos, afrontamiento de nuevos desafíos en materia de innovación social.

La pandemia nos encontró con espacios de aprendizajes construidos, pero también nos desafió a gestionar nuevos.

Como comunidad educativa, de manera colaborativa y asertiva, lideramos la construcción de los ámbitos y dinámicas que se requerían para asegurar que nuestros alumnos no vieran interrumpidas sus trayectorias de formación. En especial los que optan por un encuadre predominantemente presencial en sus clases.

El trabajo sostenido con el equipo docente fue nodal en este escenario; se diseñaron múltiples espacios de capacitación, formación y reflexión en materia de diseño de clases sincrónicas mediadas por tecnología, con el fin de generar las herramientas docentes de planificación y trabajo áulico virtual. El encuadre pedagógico didáctico de un espacio de aprendizaje mediado por tecnologías, cuenta con especificidades para el desarrollo de cualquier transposición didáctica que no puede reproducir acciones que aplican en contextos de presencialidad.

Se compartieron durante el transcurso del semestre las “buenas prácticas” en reuniones online, así como se generó una “nube docente” con el fin de consolidar en repositorio todos los materiales que seguirán siendo insumos significativos para seguir generando espacios de aprendizajes saludables.

Los y las estudiantes también desplegaron múltiples competencias para involucrarse en los encuentros sincrónicos con sus docentes y compañeros; encontrar los beneficios de estar comunicados para seguir aprendiendo, desarrollar nuevas estrategias para producir en comunidad, tener acceso a expertos en diferentes espacios educativos interdisciplinarios, construir materiales educativos en formatos multimediales.

La vinculación con otras áreas o actores de la Universidad se convirtió en una recurrencia, como un andamiaje que colabora de manera poderosa en el logro de los objetivos académicos.

Coyuntura educativa

Así, los equipos de servicio y gestión académica también realizaron adecuaciones para seguir brindando el soporte necesario al estudiante; los directores de carrera, profesores tutores, expertos, ahora construyendo nuevos materiales y canales de comunicación para colaborar también en el sostenimiento de un entramado que al alumno habituado a la presencialidad tuvo que abordar desplegando mayor autonomía y asertividad.

Los espacios físicos todos pasaron a ser virtuales, así la biblioteca, una exposición de arte, referentes complementarios que ahora se ubican en el centro de interés de un alumnado que se transforma, asombra, conoce e interroga activo.

Estamos convencidos de que la consolidación de las comunidades de aprendizaje integradas en todos sus componentes y dimensiones, generan ecosistemas educativos sustentables, capaces de seguir aprendiendo e innovando, con el fin de brindar formación de calidad a los profesionales que liderarán el futuro de nuestra sociedad.

back-to-top