El pasado 28 de agosto, alumnos del Programa de Competencias para la Inclusión Social y Laboral, empezaron la primera Práctica Laboral Supervisada. Son 18 estudiantes que se están desempeñando en diversos puestos ofrecidos por empresas de la Ciudad de Córdoba, entre ellas, Stampa, OSDE, Lozada Viajes, Helacor y GEA Sistema de Salud.

La Práctica Laboral Supervisada consiste en 100 horas de prácticas que los jóvenes realizan en el último semestre de cursado de su carrera. Es una parte muy importante del proceso académico ya que, a través de esta iniciativa, “nuestros alumnos pueden llevar a la práctica toda aquello aprendido en las aulas. El conocimiento trasciende a un nuevo espacio, el laboral”, afirma Gisela Caraglio, Coordinadora de Programa de Competencias para la Inclusión Social y Laboral.

Año tras año, el Programa de Competencias para la Inclusión Social y Laboral amplía sus horizontes y encuentra nuevos cómplices que se suman a este proyecto. La inclusión laboral “es un sueño que se hace realidad con el trabajo de muchos, con el compromiso de tantos”, señala Gisela, “es aquello que pasa por el cuerpo y que deja huella. La competencia que se experimenta deja una marca que perdura en el tiempo”, concluye.

back-to-top