La Universidad Siglo 21 acompaña la iniciativa para que las Rutas Sanmartinianas (escenario de la hazaña del Ejército de Los Andes, en 1817) se consagren Patrimonio de la Humanidad. El embajador ante la UNESCO y Presidente del Consejo Académico de Siglo 21, Dr. Rodolfo Terragno, lo anunció el 25 de mayo, día de la conmemoración de la Revolución de Mayo.

En el marco de este anuncio, ese mismo día el presidente Macri, desde el Cabildo, hizo un llamado a expertos e instituciones de las ciencias, la historia y la cultura a participar en una cruzada patriótica destinada a asegurar que las Rutas Sanmartinianas sean declaradas Patrimonio de la Humanidad. Invitó a que arqueólogos, geólogos, cartógrafos y otros especialistas aporten elementos sobre las características diferenciales de la región andina surcada por los pasos.

Asimismo, señaló la importancia de sumar documentaciones históricas, como las que en el orden militar puede aportar el Ejército, y se refirió a las contribuciones que, en el campo cultural, pueden hacer docentes, escritores, artistas plásticos, músicos y cineastas.

A partir de la inscripción en la lista preliminar, que culmina una labor de un año y medio de trabajo en la Delegación Argentina en París, sede de la UNESCO, el país deberá aportar elementos que refuercen las pruebas sobre el valor extraordinario universal de los seis pasos que atravesó aquel Ejército, situados en Mendoza, San Juan y La Rioja, así como la trascendencia histórica de aquella hazaña, y su influencia en la cultura e identidad de los pueblos de Argentina y Chile.

Las primeras investigaciones de los pasos fueron hechas nada menos que por Charles Darwin. Esa tarea no ha terminado nunca y recientemente han llegado misiones de la NASA que utilizan robots para reunir información sobre lo que se considera un terreno similar al de Marte.

Historiadores británicos, norteamericanos y franceses han coincidido en ponerla al lado de los cruces de los Alpes por Aníbal y por Napoleón. La diferencia es que aquellas hazañas tenían por fin la conquista, mientras que San Martín y O’Higgins llevaron a Chile las ideas que permitieron la construcción de un estado democrático, respetuoso de los derechos humanos y adelantado a su tiempo.

Una muestra del espíritu que animaba al Libertador es que, insólitamente, el Ejército de Los Andes transportó, junto a las armas, 16 cajas con libros que sumaban 725 volúmenes, traídos del Libertador de España, los que nutrirían bibliotecas chilenas y serían el embrión de la Universidad del Perú.

El Gobierno Nacional hizo la postulación ante la UNESCO el 31 de enero de este año, con los elementos surgidos de las investigaciones de la Delegación Argentina, el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, con el apoyo de la Academia Nacional de la Historia, el Instituto Nacional Sanmartiniano, el Instituto Geográfico Nacional, el Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, historiadores y científicos pertenecientes al CONICET y la Universidad de Cuyo.

Se busca contar con la mayor cantidad de apoyos institucionales. Ya existen los de la Cámara de Diputados de la Nación, el Senado Nacional y la provincia de Mendoza, que han declarado la postulación de interés nacional o provincial. La iniciativa es compartida en la UNESCO por las delegaciones de Chile y Perú. Se está avanzando con Chile en la tarea de convertir la postulación en binacional.

back-to-top