Lo asegura Laura Aguirre, médica y psicóloga, egresada de Siglo 21, quien ganó con una App para evitar el stress laboral, el Startup Weekend 2020.

Laura Aguirre tiene 49 años y vive en Córdoba capital, aunque su ciudad natal, y a la que siempre vuelve, es Villa Dolores. En tercer año de la carrera de Medicina cursó la materia Psicología Médica y le encantó. “Desde ese momento se despertó en mí el interés de conocer más de esa ciencia. Muchos me aconsejaron a que me dedicara a la Psiquiatría, pero me tiraba más la Psicología”.

Pasaron más de 20 años de ese primer contacto y un día una publicidad de Siglo 21 en la radio llamó su atención. “Hablaban de una modalidad de estudio denominada “senior”, que se cursaba entre presencial y virtual, y una de las carreras de grado era Psicología. Con 40 y pico de años, con dos hijos, Santiago y Genaro, ¿estaba dispuesta a emprender otra carrera? y ¿qué era eso de lo virtual?”, se preguntó. Con apoyo de su familia, se embarcó hacia una nueva carrera universitaria.

Lo que más valioso del cursado fue el trato personal con la mayoría de los profesores, algunos verdaderos mentores. Contar con tus profes desde tu celular para realizar consultas, que te traten por tu nombre de pila, siempre desde un marco de respeto mutuo, es una de las características que siempre recalco, cuando alguien me pregunta sobre esta Universidad”, dice.

No solo la cuestión humana, sino también la vinculación con las nuevas tecnologías fue un punto a favor. “Me dio herramientas que uso todos los días”, afirma Laura. Además, destaca el apoyo a graduados que ofrece la Universidad.

El puente hacia el Startup Weekend

“Dado a una idea que tenía, me invitaron desde la Universidad a participar al grupo de mujeres emprendedoras y el acompañamiento ha sido permanente desde ese día. Luego me invitaron a participar a una reunión de Endeavor y ahí conocí a Globant y la inteligencia artificial y me di cuenta que necesitaba formarme en análisis de datos. Hasta que recibí la noticia de que me habían becado para ir a la Startup Weekend, sinceramente no sabía bien en qué consistía, pero acepté”, señala.

El evento que se desarrolló de manera virtual el 27, 28 y 29 de noviembre dura 54 horas y reúne a personas de varios perfiles (tecnología, diseño y negocios) con el objetivo de desarrollar una aplicación web o móvil, validarla y demostrar su viabilidad en el mercado, todo durante un fin de semana.

Laura junto a Jonatan Waibsnaider y Nicolás Arato, ambos estudiantes de ingeniería en informática de Santa Fe, armaron el proyecto Burn Off, una aplicación web que mediantes test y técnicas recomendaciones validadas por especialistas detecta y previene el estado de BurnOut de los colaboradores de una organización en tiempo real.

“La idea original consistía en desarrollar un modo de medir el tiempo que trabaja una persona en su computadora desde su casa”, explica Aguirre. Sin embargo no podían responder esa necesidad sin vulnerar la privacidad del trabajador. “Tuvimos que reformular la idea desde la óptica del colaborador, y pensando también que cuidar a los colaboradores se traduce a la vez en beneficio para la empresa”, añade.

De esta manera surgió el concepto de “desconectarse para evitar estrés laboral” y “evitar el estrés” se volvió el centro del proyecto. “Buscamos validar la idea con empresarios, gente de la psicología clínica y psicólogos laborales, y cuando nos dijeron que era una necesidad a cubrir y que era posible hacerlo, encontramos un norte a seguir”, señala.

A esa altura era domingo a las 2 de la madrugada y quedaban 16 horas por delante para resolver la propuesta. “Fue una descarga de adrenalina importante”.

El proyecto Burn Off permite observar las variaciones del estrés en trabajadores, y los resultados se informan de modo inmediato para que la organización pueda accionar con una devolución al colaborador que responda y con sugerencias si sus niveles de estrés estén elevados. “Todo esto desde la confidencialidad que corresponde. Seguimos trabajando en esta idea y vamos a sacar el mayor de los provechos a todos los premios que nos dieron cuyo fin es hacer que este proyecto se desarrolle”, resume.

Para mí emprender es accionar sobre una necesidad. Es tomar un dolor y buscar de forma más innovadora una respuesta y una oportunidad de negocio, porque la realidad es que sin capital, mis soluciones quedarían en unas muy innovadoras intenciones sin concretar”, expresa.

Aislamiento y creación

“Creo que esta pandemia mostró lo vulnerables que somos los seres humanos ante la naturaleza. Todos temimos por igual que nos falte el oxígeno, el no poder respirar. Como no podía salir demasiado, dado un problema pulmonar que tengo, me aislaron una semana antes a que todos. Me dediqué a formarme en prevención de la violencia y equidad de género, hice también la Diplomatura de Big Data Analytics & Business Intelligence en Siglo 21, y también, me formé en investigación. Participé en congresos y charlas a las que me invitaron”, enumera.

A mediados de diciembre, Laura participó de la Misión Internacional a Israel y realizó un Seminario en Innovación Humana en la Universidad de Haifa. “Herramientas que Siglo 21 me sigue brindando”, contesta orgullosa.

back-to-top