Cinco egresados de la Diplomatura en Gerenciamiento y Profesionalización Deportiva crearon el “Programa de iniciación e inclusión deportiva para niños en edades tempranas”. Conocé de qué se trata en esta nota.

Pablo Tejeda, tiene 33 años y es habitante de la ciudad de Río Primero, actualmente es director de Deporte y Juventud de la Municipalidad de Río Primero quien, además es diseñador gráfico y recientemente egresado de la Diplomatura en Gerenciamiento y Profesionalización Deportiva de la Universidad Siglo 21 con el trabajo final: “Programa de iniciación e inclusión deportiva para niños en edades tempranas”.

Para esto, Pablo, junto a sus compañeros, eligieron trabajar con una franja de edad en niños, entre 3 y 6 años, que prácticamente no tienen la oportunidad de realizar actividades físicas ya que la edad comúnmente establecida para comenzar un deporte es desde los seis años.
Como objetivo principal se propuso: “Que los niños desarrollen capacidades y habilidades para que luego, a la hora de cumplir con la edad requerida para iniciarse en alguna cátedra deportiva, el niño llegue con habilidades básicas desarrolladas y sea más natural su inserción al deporte”.

A través de la actividad lúdica, los egresados plantean un desarrollo en las habilidades motrices básicas que luego se verán proyectadas en los deportes a nivel global.
Citando a autores como Gross y Piaget, se justifica que los juegos en los niños de dichas edades se ven beneficiados en el desarrollo cognitivo y la estructura psíquica.
El sedentarismo provocado por el uso abusivo de nuevas tecnologías, la inseguridad y el ritmo vertiginoso y acelerado en el que vivimos fueron algunas de las causas que los motivaron a la elección del tema: “Un conjunto de motivos que perjudican al infante para adquirir las destrezas necesarias para optar por una práctica de alguna disciplina deportiva. (…)Todo esto aqueja al niño para que en definitiva comience a conocer su cuerpo y sus habilidades y capacidades motoras”, dijo Pablo.

Como resolución a esta problemática, Pablo, junto a sus compañeros Jorge Álvarez quien es docente de la dirección de Deportes de la UNC y estudiante de ciencias de la educación, Mariano Menghi profesor de educación física; Orlando Arauz quien es presidente de la Asociación Formoseña de Pruebas Combinadas además de tesorero y director de administración de la Federación Argentina de Triatlón y, por último, Lucas Mantuano quien también es periodista deportivo. Ellos fueron los que crearon este proyecto innovador que puede ser realizado en ámbitos tanto públicos como privados.

“Nuestro proyecto quiere cubrir este nicho para darle las herramientas necesarias a cada niño y que este pueda desenvolverse psicomotrizmente", expresó Pablo.
"Para que luego, le resulte mucho más natural realizar cualquier deporte que quiera hacer después de los 6 años, siempre enfocándonos en estímulos y ejercicios a partir del juego con sus pares”, destacó Tejeda.
“Una de nuestras metas es que este proyecto fuera replicable en cualquier parte de nuestro país” destacó Pablo. Es por eso que, a partir de mayo, desde la Dirección de Deportes de la Municipalidad de Río Primero, aportará recursos humanos y elementos deportivos.
“Además trabajaremos en conjunto con los jardines y guarderías de la localidad, ya que permitirá tener el público cautivo, contar con apoyo pedagógico de las maestras y el respaldo de la institución educativa. Y también ir al encuentro como una propuesta nueva y superadora”, concluye Pablo.

Lo interesante de este proyecto es que cada integrante del grupo, desde su profesión y perfil sacó a la luz una resolución a un problema con originalidad, estrategia metodológica, viabilidad, fundamento y teniendo en cuenta el impacto que genera en la sociedad, entre otros criterios que se evalúan.

La Confederación de Deportes de la Provincia de Córdoba que no solo está presente en todos los trabajos finales de los alumnos con el fin de conocer cada propuesta, sino también porque es promotora del crecimiento ordenado de todos los estamentos del deporte profesionalizando cada área de gestión, captando el valor de los equipos interdisciplinarios que defienden el proyecto.

*Publicado originalmente en Mundo D.

back-to-top