Se realizó un nuevo encuentro del Ciclo para la Diversidad, donde se habló sobre cómo la cotidianeidad de nuestras vidas está atravesada por los derechos humanos.

La Ab. Noelia Garone, Coordinadora de Promoción y Protección de los Derechos Humanos en Amnistía Internacional Argentina, disertó en una nueva edición del “Ciclo para la Diversidad”, que organiza Siglo 21. En esta oportunidad, la temática de la jornada giró en torno a ¿qué son los derechos humanos y cómo se vinculan con nuestra vida cotidiana?.

“Es importante partir de que los derechos humanos no tiene que ver con una ideología determinada ni con un partido político, sino que están vinculados a un sistema internacional de protección y a la idea de dignidad de las personas”, precisó la especialista al tiempo que enfatizó en que la cotidianeidad de las personas están atravesadas por el cumplimiento o no de determinados derechos.

En la mayoría de las relaciones y actividades que llevamos adelante puede haber un derecho humano garantizado o que esté siendo vulnerado”, estimó Garone, quien además explicó que en un momento dado de la vida cotidiana, “nuestro derecho puede estar siendo vulnerado o nosotros podemos estar vulnerando los derechos de otros”.

La mayor importancia de que se garantice el cumplimiento de estos radica en que “son fundamentales para que podamos vivir dignamente como seres humanos”, según precisó la abogada. Permiten “garantizar la igualdad de todas las personas, la integridad personal, la privacidad, las libertades personales, y el cumplimiento de las necesidades existenciales y sociales básicas”, agregó.

Continuando con la explicación de qué son los derechos humanos, Garone puntualizó en que “pertenecen a todas las personas por el mero hecho de ser personas y están basados en los principios de dignidad, igualdad y respeto mutuo”.

El mejor invento del siglo XX

Parafraseando al filósofo y jurista argentino, Carlos Nino, la especialista internacional sostuvo que “los derechos humanos son el mejor invento del siglo XX”, ya que “son una posible solución para evitar que los Estados opriman a los individuo, constituyen un límite al poder del Estado y están muy vinculados a la idea de democracia como modo de vida de nuestras sociedades”.

Es importante remarcar que no se trata de un sistema cerrado sino que se encuentra en continua evolución. “Con el desarrollo de las sociedades a los derechos ya establecidos se les fue dando mayor alcance y además fueron surgiendo otros nuevos respecto a, por ejemplo, el avance tecnológico”, subrayó Garone.

A modo de conclusión, la abogada insistió en que “los derechos humanos están a nuestro alrededor en todo momento de nuestras vidas: al expresar nuestras opiniones, al elegir a nuestra pareja, al reunirnos con nuestras amistades”. En la misma sintonía Garone sostuvo que “tienen por objeto garantizar que nos trate de forma justa e igualitaria en el trabajo, en la escuela y en casa”.

 

back-to-top