Pablo Muñoz vive en Neuquén y se recibió como Técnico en Relaciones Laborales en medio de una rutina atareada entre su trabajo y familia. "Para animarse hay que tener ganas y constancia", dice.

Desde Neuquén, Pablo Muñoz celebra la culminación de unos de los desafíos más grandes de su 2020: culminar la carrera universitaria y convertirse en Técnico Superior en Relaciones Laborales, meta que cumplió en medio de una jornada laboral full time y con tres hijos.

Pablo vive en Neuquén y trabaja en Tecpetrol, una empresa del sur argentino dedicada a la exploración, producción, transporte y distribución de hidrocarburos. Allí se desempeña como supervisor de relaciones laborales y asegura que la llegada del título lo ayudó a conservar su trabajo, en medio del freno de la empresa producto de la pandemia que obligó a la firma a reducir parte del personal. "Mi título llegó en el momento justo", dice.

Al repasar sus años de estudio, Pablo, quien también es desarrollador web y se define como un apasionado por la tecnología, recuerda su rutina metódica que le permitió lograr el objetivo final."Mi clave fue estudiar todos los días una hora y media o dos, casi de manera religiosa, incluso de madrugada o en momentos donde tenía un rato libre. Mi familia me ayudó un montón y la Universidad me abrió todas las puertas, de otra manera no lo hubiera podido hacer", señala.

Durante su experiencia, la relación con los docentes de Siglo 21 fue importante para sentirse acompañado y canalizar dudas respecto a las materias. "En el CAU de mi ciudad todo fue muy personalizado, pero también con los docentes de Siglo de manera virtual. Tuve una tutora en Historia que amé, porque ella sabía mi dificultad con las materias humanas y me acompañó en todo", dice, y agrega: "Me gustó mucho el acompañamiento docente. Si vos preguntas ellos te responden, por mail, por la plataforma, por WhatsApp, a través del CAU donde te hacen el contacto. Es realmente buenísimo".

Pese a tener un trabajo estable y en relación de dependencia, Pablo menciona el universo laboral que se abrió a partir de su carrera. "Si quisiera trabajar de manera independiente podría llegar a hacerlo. Me pasó que muchas personas me preguntaron sobre asesoramiento para relaciones laborales desde que me recibí", cuenta. En este sentido, asegura tener "un montón de nuevas herramientas". "La carrera te abre la posibilidad no solo de trabajar en relaciones laborales, sino de muchas ofertas para puestos de recursos humanos, liquidación de sueldos, es bastante amplia. Yo la defino entre recursos humanos y abogacía. Aprendes mucho sobre la parte laboral, legislaciones vigentes, y aprendes mucho de recursos humanos. Te abre muchísimas posibilidades, a mí me encantó", dice.

Pablo es el primer Técnico en Relaciones Laborales de Neuquén. Luego de su paso por Siglo 21, recomienda la experiencia a sus pares o amigos, que tienen pendiente estudiar una carrera universitaria. "Tengo amigos de mi edad y en mi situación, con chicos, con trabajo. Para mí hay que anotarse, porque si te lo propones lo hacés. La universidad te pone muchas posibilidades al alcance", dice.

Sobre esto último, asegura que el desafío no es estudiar de manera virtual, ya que "el futuro es la virtualidad", sino "tener ganas y constancia"."Si vas a empezar, hacelo. La universidad te va a tender un montón de puentes y nexos para que puedas terminarlo", señala.

back-to-top