Continuamos con el “Ciclo para la Diversidad: construyendo respeto y tolerancia”, un programa de conversatorios con referentes y expertos en diferentes temáticas, que incluye una nutrida agenda de espacios formativos pensado para toda la comunidad.

En esta ocasión, conversamos sobre la conciencia de poblaciones vulnerables e inclusión cotidiana. Los invitados fueron la Lic. Raquel Krawchik, rectora de la Universidad Provincial de Córdoba, y el Padre Mariano Oberlin, Sacerdote de la Parroquia Crucifixión del Señor de barrio Müller - Maldonado, de la ciudad de Córdoba. A cargo de la moderación de la charla estuvo la Dra. Macarena Perusset, Directora de la Tecnicatura en Responsabilidad y Gestión Social de Siglo 21.

Para comenzar la charla la Mgter. María Belén Mendé, rectora de Universidad Siglo 21, dio unas palabras de bienvenida. “Este ciclo se organiza para reflexionar como comunidad sobre los aspectos en los que tenemos que mejorar”, señaló. Para finalizar deseó que quienes participan de las charlas las disfruten, aprovechen y les sirva como aprendizaje para ser mejores personas y constituir una mejor sociedad.

Continuando con el encuentro Perusset introdujo explicando que “junto a la idea de diversidad, la noción de interculturalidad nos permite poner en palabras y visibilizar algo que hasta hace poco parecía silenciado: vivimos en sociedades muy heterogéneas”.

Sin embargo, frente a esa diversidad, existe un imaginario que se volvió hegemónico con el tiempo, que niega la heterogeneidad y que se materializa en muchas prácticas y discursos, agregó la especialista.

Para finalizar y dar la palabra a la primera oradora de la jornada, Perusset afirmó que “estas últimas semanas nos han mostrado que ponerse en el lugar del otro es una cuestión que requiere un tratamiento insoslayable”.

 

La pandemia como una oportunidad para repensarnos

La Lic. Raquel Krawchik, rectora de la Universidad Provincial de Córdoba, fue la primera invitada en tomar la palabra. 

Comenzó hablando sobre la oportunidad que representa la pandemia que estamos atravesando para deconstruirnos y pensar en nuevos conceptos. En este marco, señaló que hoy el 50% de la población está en una situación de pobreza. Además la clase media está aterrorizada por ver cómo disminuye lo que sabía: trabajar y consumir. “Si no pensamos que de esta pandemia tenemos que salir con una visión diferente del mundo no aprendimos nada. Si nos seguimos manejando con los mismos conceptos de una normalidad que no estaba buena pero era la conocida, vamos a llegar a la nueva normalidad tratando de usar las mismas herramientas que teníamos y no van a ser eficaces”, aseveró.

En este marco, uno de los términos sobre los que más habló fue el de diversidad. “Me gusta el concepto de diversidad. Yo soy diversa, el otro es diverso, debemos conocernos. Esto nos va a llevar a la integralidad con un enriquecimiento mutuo. La inclusión no nos lleva a la integralidad. nos lleva a estar en un lugar y traer al otro a ese lugar, es una mirada en donde yo estoy en el centro”, señaló Krawchik. 

Luego habló sobre el rol de las universidades situadas en contextos. “Tenemos que empezar a pensarnos desde el contexto. Nos incluye, pertenecemos a él y lo tenemos que conocer. Las universidades somos parte de un contexto que tiene riquezas y saberes”, indicó. Luego agregó que las universidades tienen que cambiar en una dialéctica de esos saberes. “Debemos plantearnos qué tienen las universidades para ofrecer y puede ser enriquecedor en una integralidad. No debemos ponernos en un lugar superior por ser universitarios, porque nos distanciamos de la realidad social”.

Para finalizar, habló sobre la importancia de la deconstrucción en la construcción de sociedades mejores: “la deconstrucción es embarullada, pero cuando empecemos a deconstruirnos seguramente vamos a entrar en el camino de una sociedad más justa, integrada y equitativa”. 

 

Caminar juntos

Por su parte, el Padre Mariano Oberlin, Sacerdote de la Parroquia Crucifixión del Señor de barrio Müller - Maldonado de Córdoba, habló sobre el concepto de incluir.

“Cuando uno habla de incluir al que fue vulnerado de sus derechos, hablamos de ofrecer herramientas de manera realista y sustentable para que después pueda tomar decisiones”, afirmó Mariano. Continuando con su exposición señaló que quienes accedimos a ciertas herramientas estamos llamados a compartirlas, siempre de manera realista y haciendo los procesos necesarios.

En este sentido, Mariano continuó diciendo preguntándose ¿cómo construimos un camino con oportunidades reales y asequibles? “Primero hay que acercarse a quien necesite ciertas herramientas que uno tiene, entender su realidad y después caminar juntos. Porque la oportunidad significa acompañar procesos”, dijo. “Eso no significa que las herramientas del otro estén mal y que el modo de superarse sea parecerse a mi. Porque seguramente el otro tiene un montón de cosas que son preciosas y que yo las tengo que aprender. Incluir no significa que el otro sea como yo, significa que tenga la posibilidad de acceder a las herramientas para tomar decisiones en libertad”, concluyó..

 

Mirá la charla completa

 

Sobre el Ciclo

Se trata de un espacio de reflexión y construcción en torno a la interculturalidad y la multiculturalidad, impulsando un profundo proceso de conversación sobre la diversidad cultural, religiosa, ideológica, de género. 

 

Conocé más

back-to-top