Candela Mora estudia Abogacía en Concarán, San Luis, y en representación de su provincia participó de la plantación de un nuevo “Árbol de la Convivencia”, uno de los eventos más representativos de Siglo 21. 

Desde la ciudad de Concarán, ubicada al noroeste de San Luis, Candela Mora lleva adelante su tercer año de la carrera de Abogacía en Siglo 21. Postulada por el Centro de Aprendizaje Universitario Tilisarao, la estudiante de 20 años fue elegida para representar a esta provincia en una nueva plantación del “Árbol de la Convivencia”.

Para Candela, haber sido elegida para participar de este acto simbólico junto a 24 estudiantes de otros puntos del país significó una “alegría enorme”. “Cuando me lo comunicaron me quedé sorprendida. Ser elegida entre tantos alumnos fue una sorpresa”, dijo desde su ciudad. “Significó mucho como logro personal y también académico que me dejó muchas reflexiones. Desde la carrera que estudiemos, cualquiera sea, lo importante es ayudar al otro desde el lugar que se pueda”, agregó.

El Árbol de la Convivencia tiene la particularidad de que permite el intercambio de experiencias entre los representantes de cada una de las provincias del país al momento de encontrarse en el lugar donde se desarrolla el evento. Cada estudiante que participa de la jornada lleva en un puñado de la tierra que habita, su propia idiosincrasia y vivencias que se entrelazan con la experiencia de estudiar en Siglo 21. 

El evento tuvo lugar en 2020 en el CAU Tortuguitas Open Mall de la localidad de Tortuguitas, provincia de Buenos Aires, y fue online. Una vez más, se trató de un acto de convivencia y democracia, donde los estudiantes de Siglo 21 compartieron sus experiencias para sellar esta muestra de integración federal.

En el puñado de tierra que representó a San Luis, Candela aseguró haber depositado solidaridad, compromiso, generosidad, amabilidad y empatía, valores que representan a su provincia y comunidad.

Para la joven, haber elegido la carrera de Abogacía fue en consonancia con estos intereses: “Me motivó la idea de buscar la verdad, evitar abusos y defender la justicia. Me parece apasionante la tarea de decidir o tener influencia en la justicia del país”. En su caso, al finalizar la escuela secundaria la elección decantó de manera natural. “Fue fácil, además ya me habían recomendado la universidad y justo llegó a mi pueblo”, señaló.

A lo largo de estos tres años de carrera, su experiencia para estudiar a través de la tecnología “ha sido muy satisfactoria, y ayuda que con mis docentes y compañeros me llevo muy bien”.

Desde su experiencia, “estudiar virtualmente te da la oportunidad de flexibilizar tus horarios y la Universidad se interesa mucho por sus estudiantes porque apuesta al alumno”.

Mirando al futuro, Candela sueña con hacer valer el derecho frente a todas las realidades: “Ser abogada te abre muchas puertas y te permite ayudar a dirimir conflictos de una manera más pacífica”. 

back-to-top