Presente 21: Programa de estímulo académico

De aprender a dibujar con su madre a soñar con trabajar en los estudios Ghibli

8 de noviembre de 2021

Su pasión por la animación llevó a Loriana a elegir sin dudar la carrera de Licenciatura en Diseño y Animación Digital en Siglo 21. La beca Presente 21 le otorgó la posibilidad de ingresar en la universidad y formarse en lo que más le gusta.

Los sueños están para cumplirse. Lejos de ser una simple frase motivacional puede ayudar a orientar y trabajar duro en alcanzarlos, independientemente del resultado al que se llegue. Lo importante no deja de ser el proceso, los conocimientos que se adquieren en el camino y el crecimiento personal y profesional en pos de aquello que se quiere lograr. Lo valioso en ese trayecto son las huellas que dejamos en personas, instituciones y espacios.

En cada momento en que Loriana Argi ingresa a la plataforma de aprendizaje multimedial para cursar la carrera de Licenciatura en Diseño y Animación Digital recuerda los días en que su madre le enseñaba a dibujar y pintar. Cree que fue cuando tenía 4 o 5 años, aunque admite: “Soy mala poniéndole años a los recuerdos”. Con el tiempo su pasión por el trazo del lápiz y la pintura se trasladó al mundo animado y a la combinación de sonidos, textos, gráficos, imágenes en 3D y secuencias de audio y video.

Para Loriana el primer paso en este trayecto fue la oportunidad que se le dio con el programa de estímulo académico Presente 21, que le permite cursar de manera totalmente gratuita una carrera en Universidad Siglo 21 a estudiantes de escuelas públicas en situación económica desfavorable. “Significó muchísimo para mí recibir esta beca”, sostiene la joven, quien de lo contrario estaba pensado en estudiar Diseño Gráfico o algo relacionado a lo que realmente le gusta, la animación.

“Cuando me dijeron que quedé seleccionada en la beca miré a mi mamá y después a mi hermana, incluso le pregunté a la chica que me llamó si me hablaba en serio, riéndose me dijo que sí, no podía asimilarlo”, cuenta Loriana. En la misma dirección, agrega: “A la semana siguiente estaba viendo los contenidos de la carrera que desde chica deseaba hacer, y no era una carrera similar a lo que buscaba, sino que se trataba de una carrera que se enfoca sin rodeos en la animación”.

Esta experiencia universitaria representa para Loriana una oportunidad para capacitarse en una profesión en la que tiene pensado crecer y desarrollar todo su potencial. “Me fascina hacer esta parte de mi vida en Siglo 21, sé que tengo talento, pero para ser competente en este ambiente que está avanzando rápidamente necesito capacitación y técnicas, algo que va a darme esta carrera”, precisa.

La felicidad es compartida también por su madre y su hermana con quienes vive en la localidad de Godoy Cruz, Mendoza. “Ahora la novedad es con qué dato nuevo le caigo a mi familia acerca de animación”, señala Loriana al tiempo que reconoce: “Amo la animación porque puede llegar a plasmar ideas que a veces con lo físico quizás se nos complica demostrar”.

De cara al futuro, la joven mendocina apuesta por trabajar en primera instancia sobre su perfil en redes sociales, ya que en la actualidad muchas empresas ligadas a la animación buscan el talento a través de la creación de contenido digital propio. Sin embargo, el salto de calidad en el mundo profesional, sueña con darlo en estudios de renombre internacional como Illumination Mac Guff, Pixar Animation Studios, CoMix Wave Films o Studio Ghibli.