Emprendedorismo

Un Estudio Forense que ofrece un servicio integral y multidisciplinario

19 de mayo de 2022

Malena Olivieri Castro, egresada de la Tecnicatura en Investigación de la Escena del Crimen, lidera un emprendimiento que se destaca por una propuesta novedosa y con una fuerte presencia en las redes sociales.

A menudo se ven series y películas sobre investigación criminal con mucho éxito en las principales salas de cine o plataformas digitales. Sentimos empatía por las y los investigadores y nos compenetramos con los abogados y las abogadas que protagonizan la historia de ciencia ficción. Los documentales sobre los casos de crímenes más resonantes se consumen a diario y en gran medida.

En la vida real en cambio, el proceso de investigación puede pasar desapercibido, pero es fundamental para resolver todo tipo de delitos. En este sentido, se requieren capacidades profesionales precisas y multidisciplinarias, muchas veces exageradas en las grandes producciones audiovisuales. El rol de la academia en ese punto es de gran importancia a la hora de formar profesionales con una visión integral para desarrollarse con eficacia en el campo criminalístico. Desde la Tecnicatura en Investigación de la Escena del Crimen de Universidad Siglo 21 se plantea que las y los estudiantes sumen conocimientos teóricos provenientes de diferentes disciplinas relacionadas al ámbito forense, como Medicina, Psicología, Derecho, entre otras, a fin de realizar un análisis objetivo y sistemático de la realidad. Se propone también una formación basada en la actualización constante de las tecnologías utilizadas en el campo jurídico.

En la misma línea, Malena Olivieri Castro, flamante egresada de la carrera mencionada, lidera su propio emprendimiento en el que a través de un equipo interdisciplinario, formado por diferentes profesionales de las ciencias forenses, acompañan y asesoran a abogados y abogadas litigantes durante todo el proceso judicial. Junto a su socio, Gerónimo Iturbide, Técnico en Balística, Documentología y Papiloscopía, encabezan el Estudio Forense Iturbide-Olivieri cuyo diferencial radica en la mirada interdisciplinaria que les permite ofrecer diversas perspectivas de un caso determinado.

De su paso por la vida universitaria Malena destaca “las materias de nivelación, que hicieron hincapié en el ámbito de redes sociales y nuevas tecnologías, las charlas virtuales con distintos profesionales y expertos, la actualizada información del material de todas las materias y un proyecto académico transversal”. “Esto me permitió desenvolverme con facilidad en la virtualidad y estar actualizada en los últimos conocimientos dentro de mi área profesional”, agrega.

“Quiero remarcar también el acompañamiento desde la Universidad y del director de la carrera, Javier Chilo, luego de recibirme, sobre todo con este emprendimiento, nos han brindado un espacio para poder contar nuestra experiencia a otros alumnos de carreras afines poniéndonos como ejemplo, presentando nuestro estudio a personas e instituciones de interés y proponiéndonos proyectos futuros”, manifiesta Malena.

Asesorar y acompañar

Según mencionan sus creadores, el Estudio Forense Iturbide-Olivieri surge a partir del propósito de “desarrollar nuestra profesión sin pertenecer a una fuerza de seguridad”. “Ambos teníamos la misma visión a futuro, que era la de formar un estudio forense”, señalan al tiempo que agregan: “Es una herramienta de gran impacto, porque creemos que los abogados y abogadas necesitan formar equipos de trabajo junto a profesionales forenses”.

Precisamente, el Estudio se encarga de “mostrar los puntos débiles de las investigaciones que lleva adelante la contraparte y las fortalezas de la parte que nos contrata, brindando asesoramiento durante todo el proceso judicial, haciéndoles saber que puntos periciales y que pruebas pueden solicitar”, detallan sus propietarios.

En cuanto a la modalidad de trabajo, los técnicos precisan que en primer lugar realizan un análisis de todo el material para luego ofrecer una propuesta sobre los diversos aportes que pueden hacer sobre el caso desde una mirada interdisciplinaria. “Realizada la propuesta, seguimos con la presentación de honorarios y, posterior aceptación de las partes, comenzamos con el análisis integral del caso”, sostienen.

Siguiendo con el proceso, Malena y Gerónimo resaltan la parte central de la tarea de asesoramiento: la confección del informe. “En el mismo se detallan todos los puntos débiles de las partes, las fortalezas de la contraparte y la de nuestro cliente, se redacta cada prueba a solicitar y posibles puntos periciales, cada uno con fundamentos científicos y mostrando por qué sugerimos esa prueba o ese punto”, añaden.

Red en la red

El emprendimiento se destaca también por una fuerte presencia en las redes sociales, donde no solo las utilizan como vías de contacto o para tener mayor alcance, sino que además aportan a la discusión de diferentes temáticas. De este modo, hacen un gran uso de las nuevas herramientas que brinda la virtualidad para dar a conocer su estudio y brindar sus conocimientos.