A la par de su desarrollo en el seleccionado nacional de hockey, la integrante de Las Leonas, Rosario “Charo” Luchetti, comenzó a estudiar en Universidad Siglo 21 la Tecnicatura en Responsabilidad y Gestión Social

A los 36 años y con gran experiencia en la Selección Argentina de Hockey, la jugadora Rosario “Charo” Luchetti decidió comenzar una carrera universitaria.

No es la primera vez, ya que le quedan algunas materias para recibirse de Martillera Pública, pero se entusiasmó con la posibilidad de estudiar desde su casa que ofrece Siglo 21.

 

“Descubrí la Universidad y me pareció dinámico, con facilidades para conectarme desde cualquier lugar”, asegura la jugadora, que conoce de viajes y giras deportivas. 

 

Durante la cuarentena por la pandemia de COVID-19, muchas actividades fueron paralizadas, y como tenía tiempo disponible, Charo se interesó en una carrera universitaria para “ocupar cabeza y tiempo”.

La carrera que eligió fue la Tecnicatura en Responsabilidad y Gestión Social. “Me gustó el plan de estudio de las materias y como me gusta el tema social, encaré esa carrera para poder ligar, en el futuro, mi parte deportiva con un proyecto social”, dice.

Charo pudo cursar un semestre, rendir parciales, con la modalidad Educación Distribuida Home. “La verdad fue bárbaro. La plataforma virtual muy accesible, me gustó también el sistema de promoción con trabajos prácticos, y creo que la Universidad se enfoca en la parte más práctica y moderna, tal como el mundo de hoy, que va tan rápido”.

 

Charo Luchetti, una leona en Siglo 21

 

A pesar de las exigencias por su carrera deportiva, cree que con organización y facilidades, como las que ofrece la Universidad, es más fácil poder llevar una carrera.

Los grupos de WhatsApp con compañeros de la carrera y de las materias específicas fueron grandes aliados para poder sacarse dudas y compartir inquietudes. “Estamos todos ahí, es lo más práctico”, comenta. 

Charo asegura que disfrutó estos meses de estudio y que si bien, al principio, le costó entrar en sintonía con las exigencias, se pudo organizar para estudiar en sus ratos libres. “Es realmente organizable. Es cuestión de aprovechar el tiempo y la distribución de las materias. Creo que tanto en el deporte como en la vida, es difícil segmentar pero se puede. No hay que dejar todo para último momento”. 

 

La “Leona” es un ejemplo de que querer es poder.

 

La exponente del hockey argentino está viviendo en Mendoza, donde seguirá participando del Seleccionado, enfocada en los juegos olímpicos que se reprogramaron para este año. “El deporte me ayuda en la parte organizativa, en la disciplina, me ha transformado en ese sentido; y el estudio me ha hecho pensar mucho, me ha abierto la cabeza, porque el deporte tiene que ver con la vida real. El estudio está bueno para la vida”. 

Ante la pregunta por el futuro, Charo contesta: “Yo soy de vivir el presente, pero tengo el sueño de hacer un proyecto que una el deporte, que es lo que hice toda mi vida, que es muy importante y súper formador, con algún proyecto a nivel social. Me encantaría hacer algo así”. 

Además, asegura que está contenta con la carrera, que se siente a gusto estudiando y que está agradecida por poder acceder a esta posibilidad. “El seleccionado es gran parte de mi vida, es el 90%, mi vocación… Pero me gusta pensar en seguir formándome para poder abrir otros caminos el día de mañana”. 

back-to-top