¿En qué consiste la Educación Positiva?

19 de mayo de 2021

La Educación Positiva fomenta la creación de ecosistemas de bienestar para promover el desarrollo integral de las personas. ¿Sabías que Universidad Siglo 21 es la primera universidad argentina en aplicar este modelo? En esta nota te contamos todo lo que tenés que saber para entender en qué consiste la Educación Positiva.

Dentro de los entornos educativos, la Educación Positiva emerge como un modelo que fomenta la creación de un Ecosistema de Bienestar para impulsar el desarrollo integral de las personas, tanto a nivel individual como colectivo.

Siglo 21 adhiere a este paradigma que implica un gran cambio cultural para lograr un impacto verdadero, poniendo en marcha el conjunto de agentes que forman parte de la Universidad para potenciar el bienestar personal y social. En este sentido, desde la institución se asume la responsabilidad de ser líderes y referentes de este paradigma, con el objetivo de transmitir una visión en torno al bienestar que nutra a la sociedad en su conjunto.

Para llevar este modelo a la práctica, es necesario comprender que la transformación de la educación hacia una Educación Positiva implica un abordaje integral que no solo contemple el desarrollo de competencias y contenidos académicos, sino también la formación de fortalezas de carácter y la promoción del bienestar. Promover esto último permitirá favorecer el desempeño académico de los estudiantes, sus vínculos sociales y la permanencia en sus estudios.

Entre otra de las propuestas, la Educación Positiva también plantea que los entornos educativos deben brindar espacios y experiencias que promuevan el bienestar personal y social. Este lineamiento no se reduce simplemente en incluir actividades adicionales a los planes de estudio, sino que conlleva un cambio cultural que ubica al bienestar como un factor estratégico y que motiva el desarrollo del Ecosistema de Bienestar.

Según las consideraciones del modelo PERMA propuesto por el investigador Martin Seligman, hay distintas dimensiones para desarrollar el Ecosistema de Bienestar en Siglo 21. En primer lugar, las emociones positivas, encargadas de generar estados subjetivos agradables que permiten experimentar el bienestar de la vida, como la paz, el amor, la gratitud, la satisfacción, etcétera. En segundo lugar, el engagement, que refiere a comprometerse con el desarrollo de las fortalezas y con la búsqueda de actividades que permitan entrar en estados de activación óptima. Por otra parte, las relaciones sociales, que suponen un factor de protección y de apoyo importante y necesario porque fomentarlas puede favorecer de forma sustancial la felicidad. En cuarto lugar, el “significado y logro”, que refiere a la búsqueda de trascendencia y establecer y alcanzar metas alineadas a los valores personales. Y, por último, el bienestar físico, un elemento clave para la salud que no se restringe solo al cuerpo sino también al bienestar psicológico.

En suma, la Educación Positiva plantea la transformación de un entorno de manera integral. En Universidad Siglo 21, bajo este modelo se propone que los espacios y experiencias educativas permitan no solo el desarrollo de habilidades académicas sino también humanas, formando ciudadanos con valores que promuevan una sociedad con mayor bienestar y en defensa de la dignidad humana.