Un emprendimiento para incidir en la formación de los profesionales de la salud

11 de marzo de 2021

Tras el final de Feria 21 comenzamos una serie de entrevistas con los participantes más destacados del proceso que coronaron el 2020 con una premiación en el evento. Dos hermanos de San Luis fueron los ganadores de la jornada con su emprendimiento de fabricación y diseño de simuladores médicos en impresión 3D.

Agustín y Valentín Roldán no sólo comparten el parentesco, sino que además se fusionan para emprender juntos. Agustín es egresado de la Tecnicatura en Higiene y Seguridad Laboral en Universidad Siglo 21 y actualmente continúa estudiando la Licenciatura. Por su parte Valentín es Diseñador Industrial y como trabajo final de la carrera inició con este proyecto al que luego se sumaría su hermano.

El emprendimiento consiste en el diseño y la fabricación de simuladores médicos aptos para procedimientos quirúrgicos a fin de que todo profesional de la salud los utilice durante su formación. Se trata de piezas modulares que imitan las consistencias de las partes del rostro como oídos, nariz, ojos y boca, generadas a partir de la impresión 3D.

<br>

En esta edición de Feria 21, los hermanos Roldán se quedaron con el primer puesto, lo que les permitirá financiar la compra de la impresora para comenzar con su propia producción de simuladores médicos.

<br>

De este modo, el mayor galardón de la jornada fue para la localidad de Villa Mercedes, provincia de San Luis, y va a tener un impacto directo en el emprendimiento y en la necesidad que busca satisfacer.

Pese al contexto adverso, la iniciativa de Agustín y Valentín logró consolidarse a lo largo del año a través del proceso de Impulso 21 para finalmente llevarse los laureles en Feria 21. Fue un camino de arduo trabajo y puesta a punto de la iniciativa para terminar el año con un proyecto en óptimas condiciones. Así lo cuenta Valentín y Agustín:

En esta oportunidad, el formato de Feria 21 tuvo que renovarse por completo y volcarse en su totalidad a la virtualidad, ¿que te pareció esta edición?

V: Esta es la primera vez que participamos en Feria 21 y la verdad que el formato estuvo muy correcto. Me pareció muy buena la plataforma virtual y que el público en general pueda acceder a todos los proyectos, visualizarlos y vincularse con los que les interesaba.

Nosotros anterior a Feria 21 participamos en Impulso 21, el programa de pre incubación. Fue un proceso de tres meses en el cual estuvimos mejorando y organizando el proyecto. Nos dio muchas herramientas para alcanzar un buen nivel y presentarnos con mejor material para Feria 21. Fue muy rico en cuanto a la formación, por lo que agradezco a quienes formaron parte de Impulso 21 y que nos hicieron todo el acompañamiento.

A: Feria 21 me pareció una instancia muy enriquecedora. Me gustaron mucho las ideas que había ya que eran de gran diversidad a nivel país y todos los emprendimientos eran muy innovadores. Se aplicó mucho todo lo que es la modalidad virtual, incluso muchos de los emprendimientos estaban directamente relacionados a trabajar de esa manera a través de aplicaciones.

La verdad que me pareció muy buena y estuvo a la altura de una feria presencial. Estoy muy agradecido y muy contento de que se haya realizado a pesar de todos los problemas que tuvimos a nivel mundial.

¿Qué valoración hacés de que instancias como Feria 21 continúen llevándose a cabo en el contexto de cuarentena?

V: La importancia que tiene es fundamental. Estas herramientas son la posibilidad de seguir creciendo. Son fundamentales para poder iniciarse incluso, ya que a veces algunos tienen dudas sobre por dónde arrancar o si tiene una idea no saben cómo continuarla, más aún en este contexto de pandemia.

Lo que brinda la Universidad Siglo 21 es un gran lazo para poder tener ese crecimiento o ese impulso desde el principio y poder empezar a dar pasos, chicos o grandes, todo suma y está muy bueno que nos brinden estas posibilidades.

A: En nuestro caso, por ejemplo, el trayecto de Impulso 21 fue de gran ayuda porque recibimos mucha asesoría, nos integraron y nos ayudaron a llevar adelante este proyecto que en principio era una idea y hoy en día está prácticamente pulido para arrancarlo.

¿Cuál consideras que es el aporte principal que su emprendimiento ofrece a la sociedad en general o a un sector en particular de ella?

V: El proyecto tiene un impacto positivo directo en la formación de los profesionales. Se inserta directamente en la curva de aprendizaje, en etapas tempranas de la formación para que estos profesionales salgan con una mejor base. En definitiva, es una mejoría también en las personas que acuden a estos profesionales y la posibilidad de brindarles un mejor servicio.

A: Así es, nuestro proyecto principalmente está orientado a los residentes y practicantes, desde primero hasta último año de la carrera de medicina. En ese proceso, nosotros buscamos que los estudiantes puedan solidificar su experiencia práctica.

¿Qué fue lo primero que pensaron en relación a su emprendimiento cuando se decretó la medida de aislamiento social?

V: En el momento pensamos que se venían formas distintas de trabajo y a su vez se venían distintos frenos en las diferentes actividades. Hacer este acercamiento con los profesionales y probar los prototipos se comenzó a complicar por el hecho de que ellos trabajan en los hospitales.

Nos planteamos nuevas formas de trabajo y la posibilidad de seguir creciendo personal y profesionalmente a la par que nuestro emprendimiento a través de cursos, de programas, de concursos. Era la única forma de salir adelante y no estancarse.

A: Además se hacía imposible conseguir los recursos necesarios para llevar adelante el proyecto ya que todo estaba bastante frenado. Pero dentro de toda esa incertidumbre hubo como una lamparita que se prendió cuando nos invitan a participar de Impulso 21.

Dada la situación actual, ¿qué recomendaciones le darías a las personas que tienen una idea y están dudando de si arrancar o no con el emprendimiento?

V: Que se mantengan activos y que le den para adelante, a pesar de las dificultades. Cada paso que hacen puede terminar siendo algo grande, porque estas herramientas te organizan, están al alcance de todos y te dan un modelo de negocio o te hacen ver con más perspectiva tu idea para que puedas buscar alguna financiación o para que puedas capacitarte mejor.

La Universidad nos brindó esta gran posibilidad de participar y con la premiación pudimos asistir a la Cumbre Mundial de Marketing donde distintos referentes mundiales daban sus visiones acerca del mundo empresarial y sobre las tendencias, los desafíos y cómo encararlos en un futuro.

A: Invito a todos los estudiantes a que se animen, que crean en esas ideas que tienen porque la verdad que hay oportunidades y la Universidad brinda muchas herramientas que son muy aprovechables.

¿Cómo continúa el emprendimiento de ahora en más tras el final de Feria 21?

A: Por un lado, estamos muy sorprendidos con la repercusión que tuvo este proyecto. En eso principalmente tuvo mucho que ver Feria 21 ya que tiene gran convocatoria, es vista a nivel país por profesionales y ya se nos abrieron algunas puertas. Fuimos contactados por profesionales de distintas ramas y la idea es empezar a trabajar con ellos.

Ya tenemos encaminado el centro de fabricación y estamos con muchas ganas de empezar a probar los productos y realizar una valoración mayor de los prototipos que ya tenemos.

V: Vamos a adquirir las impresoras 3D para tener nuestra propia producción. Queremos también hacer nuevos modelos, nuevas piezas, hacer experimentos con los docentes, con los especialistas y con los alumnos. Pero principalmente nos vamos a enfocar en el diseño de estas piezas y con las impresoras podemos ir realizando pruebas y perfeccionando el producto.

<hr>

Enseñamos desde el pensamiento innovador, el espíritu emprendedor y las competencias técnicas necesarias para responder a las oportunidades de negocios del futuro. Desde la experiencia, desarrollamos en cada estudiante las competencias y herramientas necesarias para encontrar soluciones innovadoras a problemas complejos que se presentan en proyectos de vida, empresariales y sociales de alto impacto.